Escrito está (2001)

escrito-esta007

 

 

 

 

 

 

 

 

Delirio del incrédulo


Escrito Está. Cantar como quien reza: un poema de Rabindranath Tagore Permite, Padre, que es una oración; Oporto, Sir?, del Cancionero de Sagres de Antonio Pereira: “El Duero es un río de vino que desemboca en Liverpool y en Londres”…, aromas de vino y de fado para ese río Duero y su eterna estrofa de agua, el sudor de quien vendimia en Oporto bajo el sol…; con la guitarra y el violonchelo enzarzados como dos llamas alumbrando el maleficio de la mariposa de Federico García Lorca: soy la muerte y la belleza; el eco de las jarchas mozárabes en El mío rosal de Mar Santos Lobo; un olor de herramientas y de manos de El rayo que no cesa, de Miguel Hernández; la Canción del muchacho masai , que escribe con el dedo en el aire, de Rafael Pérez Estrada; los versos lúcidos y terribles del Delirio del incrédulo, de María Zambrano; Para mi amada, de Antonio Pacheco; Soñé que tú me llevabas…. de Don Antonio Machado. Poetas clásicos y consagrados junto a otros contemporáneos, algunos muy jóvenes y casi inéditos. Como afluentes que se incorporan a ese caudal lírico de canciones que sigue creciendo.

 

 

Publicado en: DISCOGRAFÍA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR